Presentación

El Grupo de Investigación Cátedra de Derecho y Genoma Humano centra sus esfuerzos en el estudio y desarrollo del “Bioderecho”, entendido como el conjunto de materias jurídicas relacionadas con todos los seres vivos en general, sus ecosistemas y su evolución; y en particular con el ser humano en relación con la salud, la genética y las biotecnologías. Este objetivo general se concreta por medio del desarrollo de un conjunto de líneas de investigación que han sido actualizadas teniendo en cuenta las implicaciones sociales, éticas y jurídicas de la innovación científica y técnica. Al mismo tiempo, es nuestro deseo abrir otras nuevas, siguiendo nuestra vocación de dar cumplida respuesta a los retos que se presentan actualmente al Bioderecho.

En el año 1993, la entonces Fundación BBV, la Diputación Foral de Bizkaia y la Universidad de Deusto firmaron el Convenio de creación de la Cátedra de Derecho y Genoma Humano, al que se sumó en 1997 la Universidad del País Vasco/EHU. Con la creación de la Cátedra se asignó el puesto de Director de la misma al Prof. Carlos Mª Romeo Casabona, quien continúa ejerciendo dicho cargo de forma ininterrumpida.

Desde entonces y hasta ahora la dedicación y el funcionamiento estructural del Centro han experimentado numerosos y variados desarrollos, y también algunas modificaciones.

Los objetivos fundacionales del Centro se establecieron en el estudio, divulgación e investigación de los aspectos jurídicos relacionados con la genética y la biotecnología humanas. No obstante la persistencia en estos objetivos, la Cátedra ha ido ampliando sus intereses a otras materias, bien en cuanto tal, bien sus miembros: Medicina personalizada y consejo genético, bioseguridad, bioterrorismo y defensa frente a emergencias biológicas o químicas, tratamiento de datos de carácter personal relativos a la salud y genéticos, investigación con muestras biológicas, biobancos, implicaciones jurídicas de las enfermedades raras, asistencia sanitaria trasfronteriza, dopaje, medicina deportiva, etc., desde el punto de vista del Derecho nacional, extranjero, supranacional e internacional, pretendiendo ofrecer así una visión global de las relaciones de la ciencia y tecnología con el Derecho.

Nuestro Grupo mantiene numerosas colaboraciones con centros académicos europeos y latinoamericanos, principalmente, pero también de otros continentes. También colabora con organizaciones nacionales, internacionales y europeas (Unesco, Consejo de Europa, Comisión Europea, OMS, HUGO, etc.), principalmente públicas, pero también de naturaleza privada.

Para el desarrollo de estas actividades se ha consolidado un grupo de trabajo compacto y muy cualificado.

Con el paso del tiempo la Cátedra optó adaptarse a un modelo más flexible, que busca la financiación y ampliación de sus actividades a través de diferentes vías, como la participación en proyectos subvencionados, la realización de estudios y dictámenes, o la búsqueda de esponsorizaciones puntuales para eventos concretos.

Lo que no ha variado al cabo de los años ha sido el constante esfuerzo por la consecución de los objetivos que fundamentaron la creación de la Cátedra: el estudio, la investigación y la difusión, ya que éstos continúan dando sentido a la misma.

Y es que hoy, y como siempre, la Cátedra pretende ser una estructura que propicie el análisis riguroso y con base multidisciplinar, del Bioderecho y, al mismo tiempo, difundir los frutos de su esfuerzo al servicio de la comunidad universitaria, profesionales de distintas áreas, organismos públicos y privados, y de la sociedad en general. De hecho, puede afirmarse que es un referente mundial sobre estas materias, en particular en Europa y América Latina. Cabe añadir, por último, que sigue siendo el objetivo del Grupo, para los próximos años, continuar con nuestra actividad con el rigor, la efectividad y madurez que nos ha aportado la experiencia de estas dos décadas transcurridas.